Normas y marcado

Norma EN 149:2001 

Las mascarillas de protección de las vías respiratorias son equipos que protegen al usuario contra los agentes externos que, por inhalación, puedan suponer un peligro para la salud o la seguridad. Los respiradores marcados EN 149:2001 están diseñados para garantizar protección contra los aerosoles sólidos y líquidos, es decir:

Polvos:

pequeñas partículas sólidas suspendidas en el aire resultantes de la fragmentación de material sólido. Ejemplos: trabajos de fresado, rectificado, lijado y arenado. 

 

Nieblas:

pequeñas gotas de material líquido resultantes de los procesos de atomización de materiales líquidos. Ejemplo: procesos de chapado, mezclado o producción de polvos metálicos. 

 

Humos:

muy pequeñas partículas sólidas resultantes del proceso de vaporización y siguiente condensación en materiales sólidos debido al elevado calor. Ejemplos: procesos de fundición, soldadura y corte con llama. 

  

 

Prueba de saturación con polvo de dolomita

Prueba facultativa prevista por la normativa EN 149 que mesura las prestaciones de resistencia a la congestión de una mascarilla. La conformidad a dicha prueba (detectable con el marcado “D” en la mascarilla) garantiza un buen nivel de transpiración también en casos extremos de concentración de polvo muy elevada.

 

Eficencia filtrante de la mascarilla

NIVEL DE PROTECCIÓN

EFICENCIA FILTRANTE DE LA MASCARILLA

FFP1

78 %

FFP2

92 %

FFP3

98 %

La normativa EN 149 prevé una prueba para determinar la eficencia filtrante que expresa la cantidad del contaminante que está filtrado por las mascarillas en condiciones de laboratorio.  

Máxima concentración de contaminante admitida en el lugar de trabajo según los niveles de protección  

NIVEL DE PROTECCIÓN

FPN

 

FFP1

4

 x TLV

FFP2

12

 x TLV

FFP3

50

x TLV

 

Para determinar la máxima concentración del contaminante permitida en el entorno laboral es necesario multiplicar el Factor de Protección Nominal (FPN) con el TLV. El FPN expresa la cantidad del contaminante que las mascarillas filtran mientras que el TLV representa la concentración media de las sustancias peligrosas a las que un trabajador puede estar expuesto sin sufrir daños. Por ejemplo, “12xTLV” significa que la mascarilla FFP2 es adecuada para proteger el usuario en un entorno laboral en el que hay una concentración del contaminante hasta 12 veces el máximo permitido.  

Reutilización

Las semi máscaras filtrantes antipolvo se clasifican según su reutilización en el tiempo y llevan el siguiente marcado:
NR no reutilizables : máscaras que se pueden utilizar durante un único turno de trabajo.
R reutilizables: máscaras que se pueden utilizar durante más de un turno de trabajo.

Este sitio utiliza cookies, incluyendo perfiles de terceros. Al continuar navegar por el sitio usted acepta el uso de cookies.