Oculares especiales

POLARIZACIÓN


La radiación óptica llamada “luz” está compuesta por ondas que oscilan en todas las direcciones en el espacio tridimensional o bien vertical y horizontal y a lo largo de todos los ángulos incluidos en estas dimensiones. Cuando esta luz encuentra una superficie reflectante (agua, hielo nieve, arena, carreteras) sufre un proceso de polarización, o bien se mueve en un intervalo bidimensional (vertical y horizontal).


La luz vertical lleva al ojo humano una cantidad de informaciones útiles, permite la visión de los colores y la percepción de los contrastes. La luz horizontal (luz polarizada) en cambio, crea rumor óptico, distorsionando la visión y creando lo que llaman reverberación o resplandor.


Las lentes polarizadas cumplen el propósito de eliminar los molestos reflejos que provocan deslumbramiento. Son, en efecto, de estructura vertical por lo que absorben rayos luminosos horizontales, responsables del deslumbramiento, dejando pasar sólo los rayos verticales, útiles y llenos de información.



La capacidad visual en condiciones de luz intensa se ve notablemente mejorada: colores naturales, visión clara y nítida incluso a lo lejos, menor esfuerzo de la vista. El uso de lentes polarizadas permite filtrar las radiaciones de manera selectiva, sin dañar los matices de la imagen. En presencia de luz deslumbrante actuan como una persiana que bloquea los rayos no deseados, en cambio en ausencia de luz deslumbrante actuan como lentes tradicionales.


   
VISION SIN LENTE POLARIZADA VISION CON LENTE POLARIZADA

Recomendado en situaciones de luz intensa y elevado deslumbramiento causado por superficies reflectantes. Estas situaciones determinan una elevada disminución de la agudeza visual y una notable fatiga ocular. Esta tipología de lentes dejan pasar la luz selectiva, tal como lo haría una persiana y, además de reducir la cantidad total de luz que las atraviesa, dejan pasar sólo la luz útil. De este modo se reduce notablemente la reverberación y se mejora la calidad de las imágenes percibidas, mejorando la percepción visual.
Usos: trabajos en exteriores con elevado riesgo de deslumbramiento, construcción, obras, conducción, plataformas petrolíferas, trabajos en superficies muy reflectantes (agua, hielo, nieve, arena, carreteras).

Este sitio utiliza cookies, incluyendo perfiles de terceros. Al continuar navegar por el sitio usted acepta el uso de cookies.